Archivo mensual: septiembre 2016

INCRUSTACIONES DENTALES

Hoy queremos que conozcáis una nueva alternativa de tratamientos mimimamente invasivos , para restaurar piezas dentales con una destrucción moderada o amplia, se llaman Incrustaciones Dentales, y consisten en colocar una estructura cerámica o de otros materiales, sobre las piezas que queramos restaurar sin prácticamente tener que tallar ( quitar esmalte), a diferencia de las coronas o fundas.

Normalmente necesitamos 2 sesiones para realizarlas y colocarlas.

1ª Sesión: le damos una forma determinada a la cavidad del diente, se fabrica una incrustación provisional en el momento y se toma la impresión (molde), esta impresión se envía al Laboratorio Dental que realizará la incrustación en el material que elijamos.

2ª sesión: se prueba y si todo esta correcto se cementa al diente mediante técnicas adhesivas de última generación.

Las incrustaciones dentales se utilizan especialmente en dientes posteriores que presentan caries moderadas o fracturas y en dientes endodonciados, siempre y cuando el daño no sea tan extenso como para requerir la colocación de una corona.

captura-de-pantalla-2016-09-19-a-las-11-33-15La fijación de una incrustación dental se realiza por cementado con el fin de proteger las estructuras dentarias remanentes y devolver al diente su anatomía, función y estética.

Siempre que sea posible optaremos por las incrustaciones antes que una restauración coronaria completa, ya que la destrucción dentaria para la preparación de una incrustación dental es mucho más conservadora que para una corona dental.

Además, el margen de terminación se encuentra más alejado del espacio intracrevicular de tejido gingival por lo que aumenta la biocompatibilidad con los tejidos de soporte y se mejora la accesibilidad para el terminado y la limpieza.

Un margen más visible también permitirá verificar con más facilidad el asentamiento de la incrustación y permitirá que el cemento pueda escapar más fácilmente.

En cambio, a diferencia de las coronas completas, las incrustaciones de porcelana no son tan retentivas y por tanto la preparación debe de ser muy meticulosa. Sólo podremos hacerlas en dientes perfectamente intactos con coronas clínicas de forma normal y longitud promedio.

captura-de-pantalla-2016-09-19-a-las-11-33-26

¿ CUANTO PUEDE DURAR UN IMPLANTE DENTAL?

Los implantes dentales, por una serie de razones, son posiblemente el mejor tratamiento para las personas que han sufrido la perdida de un diente.

Este tipo de tratamiento representa una inversión de dinero, tiempo y esfuerzo que llevan a los pacientes a hacerse preguntas sobre la durabilidad de los implantes en comparación a otro tipo de tratamientos, cómo los puentes dentosoportados o las prótesis removibles.

Existen muchos factores que pueden afectar a la duración del implante en la boca del paciente.

Según la Asociación Dental Americana, la vida media de un implante puede ser de 25 años, los implantes que han sido bien colocados junto con un cuidado adecuado, pueden durar toda la vida.

En comparación a otro tipo de tratamientos, se puede decir que son una opción más duradera.

Por ejemplo, los puentes dentosoportados tienen una vida media de 7 a 10 años y las prótesis removibles normalmente se desadaptan cada 5 a 10 años.

blog juan

 

 

 

 

 

 

El deterioro de las estructuras orales es una de las causas más significativas que limitan la longevidad de las prótesis removibles.

Cuando se produce una pérdida dental, el hueso no tiene ningún estímulo que provoque la reparación y mantenimiento del hueso de manera natural.

Esto causa una pérdida ósea progresiva , que se traduce en la disminución del tamaño de la encía .

Los implantes dentales no solo permitirán el reemplazo del diente dentro de la cavidad oral proporcionando una funcionalidad y estética adecuada sino que también ayudarán a que se mantenga tanto el hueso cómo la encía de los maxilares.

Existen una serie de factores que afectan a la durabilidad de este tipo de tratamientos:

-Es esencial una buena colocación del implante dental.

-La calidad y cantidad de hueso son también factores esenciales que harán que un implante sea más o menos durable.

-Y entre otros factores que pueden afectar encontramos la salud general, el estilo de vida, fumar, forma de morder del paciente y sobretodo el cuidado y la higiene dental que tenga el paciente.

Directamente, el implante no se ve afectado por una mala higiene pero las estructuras que lo rodean y lo soportan pueden verse comprometidas incluso en un mayor grado que en los dientes naturales.

Si la encía o el hueso sufren algún tipo de alteración, el soporte del implante podría modificarse, provocando una periimplantitis y esto condicionaría su durabilidad.

Así pues, un implante dental requiere el mismo cuidado que un diente natural, incluyendo un buen cepillado, el uso de hilo dental y revisiones periódicas.

blog juan 2