Carillas estéticas

Los composites son materiales que se presentan en forma de pasta, que se colocan y modelan sobre el diente para conseguir darle la forma y color adecuados.

Las grandes ventajas de los composites son:

  1. Que se pueden realizar sin tallar los dientes, por tanto el daño para el diente puede ser nulo, es una técnica mínimamente invasiva.
  2. Se puede terminar el trabajo en una sola sesión, en función de la dificultad del caso puede durar varias horas.
  3. Se pueden corregir defectos o modificar cualquier daño que hayan sufrido los composites en cualquier momento, sin necesidad de repetir íntegramente el trabajo.
  4. Es un tratamiento reversible, el material puede retirarse si se quiere, y el diente quedaría igual que estaba antes de realizar el tratamiento, de forma que, si en el futuro apareciera una técnica mejor, podríamos aplicarla.

Precauciones:

  1. Para controlar el buen estado de las restauraciones es recomendable una revisión anual.
  2. La técnica requiere del profesional una formación artística y mucha experiencia para que el resultado estético sea el esperado.
<< volver a novedades