Pedir cita
Parking gratis
Cómo cuidar el cepillo de dientes en época de contagio
Cómo cuidar el cepillo de dientes en época de contagio

La boca es el principal foco de contagio y por ello debemos ser conscientes, ahora más que nunca, de la importancia de mantener unas correctas medidas de higiene de todos los utensilios que utilizamos para la limpieza en nuestro día a día. Y el cepillo de dientes es el principal elemento para mantener nuestra boca sana.

Desde el Ministerio de Sanidad y el Consejo General de Dentistas, dada la incidencia de la epidemia por COVID 19, nos informan de unas sencillas recomendaciones sobre cómo cuidar el cepillo de dientes.

– Lavado de manos.

Se insiste en la importancia de realizar un correcto lavado de manos tras tocar cualquier elemento que pudiese estar expuesto a contaminación por coronavirus. Una de las vías de contagio es a través de las manos. Antes de tocar el cepillo de dientes que nos llevaremos a la boca, nos lavaremos las manos con agua y jabón al menos durante 40 segundos, prestando especial atención a dedos y uñas.

– Cepillado de dientes.

Debemos cepillarnos los dientes con una pasta fluorada al menos durante 2 minutos 3 veces al día. Una correcta técnica de cepillado, incidiendo en cada pieza dental que incluya el uso una vez al día, aconsejable antes de acostarse, de cepillo interdental e hilo dental, nos garantizará una correcta higiene.

– Lavado del cepillo de dientes.

Tras el cepillado, es importante lavar con abundante agua los posibles restos, tanto de pasta dentífrica como de residuos alimenticios. En el cepillo pueden generarse bacterias, virus y hongos que podrían pasar a la boca. Podemos hacer una desinfección extra con povidona iodada al 0,2% o si somos alérgicos al iodo, con agua oxigenada diluida al 1%. Se introduce el cabezal en el líquido al menos durante 1 minuto.

– Secado del cepillo.

La humedad favorece el desarrollo de bacterias, virus y hongos indeseables, por eso, un correcto secado tras su uso es esencial. Sujetamos el cepillo por el mango y lo giramos y sacudimos de izquierda a derecha hasta expulsar el agua sobrando. Luego, lo colocamos siempre con el cabezal hacia arriba en un sitio seco y protegido de agentes contaminantes.

– Mantener los cepillos alejados unos de otros.

Uno de los errores más frecuentes que cometemos es guardar los cepillos de toda la familia juntos en el mismo recipiente. Nunca se debe hacer esto, menos se debe hacer en época de contagio ya sea por esta pandemia como por otras, gripe por ejemplo. No debemos permitir que el cabezal de nuestro cepillo entre en contacto con los del resto. Se deben guardar individualmente.

– No compartir el mismo cepillo.

Esto es importante que se tenga en cuenta siempre. No se debe compartir nunca el mismo cepillo ni prestar uno usado con anterioridad. También es importante que nos cepillemos por turnos, nunca al mismo tiempo en el mismo lugar, al cepillarse se producen salpicaduras que es mejor evitar.

– Lavarse las manos de nuevo.

Al finalizar de manipular el cepillo y de guardarlo, es conveniente otro lavado de manos con agua y jabón, así estaremos seguros de que cualquier posible patógeno es eliminado.

– Cambio de cepillo.

La mayoría de los odontólogos están de acuerdo en recomendar que cada 3 meses se cambie el cepillo de dientes por uno nuevo. Ahora, ante cualquier sospecha de infección, tenemos que extremar las precauciones.

Es conveniente seguir estos sencillos consejos para garantizar nuestra salud.

En Clínica Dental La Victoria, como ya veníamos haciendo, extremamos las precauciones higiénico-sanitarias para que tu salud y por tanto, la de todos, permanezca a salvo.