Endodoncia

Es la eliminación del tejido pulpar inflamado o infectado del interior de la cámara pulpar y de los conductos radiculares, rellenándolos herméticamente con un material que permita conservar el diente manteniendo su función.
Si no se realiza la endodoncia en el momento adecuado puede causar un dolor muy intenso e incluso una infección de tejido blando produciendo abscesos o fístulas.

La endodoncia se debe realizar cuando:
• El diente tenga una caries próxima al nervio.
• El diente haya cambiado de color.
• El diente esté fisurado.
• En ocasiones para realizar prótesis fija, de manera preventiva.

<< volver a tratamientos
Parking gratuito para clientes