Consecuencias del desgaste del esmalte dental

El paso del tiempo no es indiferente para nadie, incluidos nuestros dientes. Es natural y normal que poco a poco su esmalte se vaya desgastando.

Este desgaste afecta a la mitad de la población y se caracteriza por la pérdida gradual del esmalte dental, cuya función es recubrir y proteger los dientes. Pero hay que poner especial atención si este desgaste ocurre de forma prematura o repentina.

Muchas son las causas que puede provocar dicho desgaste, pero algunas de las causas principales para ello pueden ser:

  • Atrición: contacto entre piezas dentales.
  • Afección de bruxismo: rechinar los dientes de forma involuntaria.
  • Abrasión: deterioro por agentes externos.
  • Trastornos alimenticios.
  • Cepillado inadecuado.

El desgaste a medio plazo, tiene diversas consecuencias para los dientes:

  • Altera el color y el brillo de los dientes. Se muestran más amarillos.
  • Puede producirse fractura o melladuras en el borde del diente, debido a la debilidad de este. Se incrementa la probabilidad de que se pierdan piezas dentales.
  • Favorece la aparición de manchas.
  • Deja al descubierto la dentina, lo que propicia la sensibilidad dental al azúcar, el frío o el calor, causando dolor.
  • Favorece la aparición de infecciones orales y la afección de las encías.

Prevención del desgaste del esmalte dental

Aunque como hemos visto existen diversas causas para que ocurra el desgaste dental, ciertos hábitos diarios aumentan este desgaste y con ello la integridad y salud de los dientes.

Entre las medidas preventivas que podemos tomar se encuentra:

  • Visitar al odontólogo mínimo dos veces al año, donde nos podrá mantener una revisión periódica.
  • Cepillar los dientes de forma correcta, y con un dentífrico que proteja el esmalte dental.
  • Evitar bebidas y alimentos ácidos.
  • Evitar malos hábitos como alcohol y tabaco que debilitan el esmalte.

La salud dental es tan importante como cualquier otra. Es por ello, que es muy importante que ante cualquier cambio en el esmalte acudas a tu dentista. La mejor solución es la prevención.