Consejos sobre cómo limpiar tu férula de descarga

La férula de descarga es el mejor tratamiento para evitar la sobrecarga neuromuscular producida por el rechinamiento de los dientes, un hábito involuntario. Su función es proteger los dientes al separar la mordida, y se coloca en una de las arcadas dentales como barrera. Si bien ofrece grandes ventajas y es un tratamiento eficaz, es necesario mantener una limpieza correcta de las férulas de descargas, con el fin de evitar la acumulación de bacterias que pueden producir infecciones y enfermedades bucales.

Limpieza correcta de las férulas de descarga

Estos sencillos consejos sobre cómo limpiar tu férula de descarga se deben seguir diariamente. Simplemente se necesita un cepillo de dientes pequeño, para acceder fácilmente a los pequeños huecos. Es importante elegir un cepillo diferente al que se usa para el cepillado dental, con el fin de evitar la transmisión de bacterias de la boca a la férula. Para una higiene correcta, simplemente se necesita agua tibia y un jabón neutro y sin perfume, evitando los productos abrasivos. Es importante no descuidar la cara externa de la férula, ya que se tiende a insistir en la limpieza de la cara interior.

Además, cada semana aproximadamente, es recomendable sumergir la férula durante varias horas en un vaso de agua con una pastilla efervescente específica para la limpieza profunda dentaduras u ortodoncias invisibles. Como sustituto casero, se puede utilizar también bicarbonato sódico. Esta limpieza profunda garantiza la completa desinfección de la férula, y la eliminación de los residuos acumulados. Tras la limpieza, es importante secar la férula por completo, ya que la humedad es la primera causa de proliferación de bacterias.

Por supuesto, es importante no olvidar la higiene exhaustiva de la caja donde se guarda la férula, ya que puede acumular bacterias y otros microorganismos que pasarán a la boca. Para limpiarla, se puede usar el mismo instrumental y proceso empleado con la férula