¿Cuáles son las enfermedades bucales más comunes en los niños?

Es importante prestar atención a la salud dental de nuestros niños y mantenernos alerta ante cualquier situación anómala que se presente. Son varias las situaciones que comúnmente se presentan entre los infantes y pre adolescentes, por lo que queremos comentarte algunas de las más emblemáticas y cuyo tratamiento no debe hacerse esperar.

1.- Caries: Posiblemente sean la situación más recurrente entre los niños y jóvenes. Consiste en un agente bacteriano que ataca y destruye el esmalte dental, penetrando en los dientes de forma bastante agresiva.

Es importante dar un tratamiento efectivo a las caries y evitar que se esparzan y acaben dañando otros tejidos. Para esto, el dentista removerá las pequeñas partes del diente que se encuentren afectadas y rellenará con un empaste.

2.- Gingivitis: Consiste en una acumulación de placa bacteriana que se posiciona sobre las encías y los dientes. Esta condición se manifiesta mediante la inflamación, el enrojecimiento y el sangrado de las encías, resultando sumamente molesto para quienes padecen esta enfermedad.

3.- Úlceras: También llamadas llagas, son pequeñas lesiones que aparecen al interior de la boca y cuyas causas son sumamente diversas. Morderse alguna parte interior de la boca o tener una baja en las defensas pueden producir la aparición de estas úlceras.

¿Cómo prevenir las enfermedades en la boca de los más pequeños?

Si bien las causas de estas enfermedades pueden ser variadas, existen algunos factores comunes en estas edades que pueden desencadenar su aparición con mayor facilidad. El alto consumo de dulces sumado a la poca importancia que muchos niños le dan a la limpieza de sus dientes, son las atenuantes que mayor fuerza adquieren en este asunto.

Es por esta razón que resulta importantísimo crear conciencia en nuestros niños en torno a la higiene bucal y a las consecuencias que pueden tener estos malos hábitos. Es necesario que estemos presentes en las sesiones de limpieza diarias y que confirmemos que nuestros hijos se cepillan de forma correcta los dientes.

Por lo demás, debemos ser cuidadosos con la cantidad de dulces que consumen y realizar visitas periódicas al dentista. De esta manera, estaremos totalmente seguros de qué pasos seguir en los diferentes escenarios que puedan presentarse y podremos tratar a tiempo cualquier tipo de enfermedad o lesión que surja en nuestros hijos.