¿A Qué Edad es Recomendable Poner Ortodoncia?

Posiblemente sea una de las preguntas más recurrentes a la hora de pensar en los brackets. Lo primero y más importante es señalar que el primer requisito para iniciar un tratamiento de ortodoncia es haber mudado todos los dientes y tener completamente desarrollados los nuevos.

Es por esta razón que la edad mínima para cada niño y niña dependerá mucho de la evolución dental que tenga. Cada ser humano tiene ritmos de crecimiento diferente, de eso no hay duda, pero existen ciertas referencias que nos pueden ayudar a estimar cuándo ocurrirán estos cambios. En el caso de las niñas, los dientes se mudan regularmente entre los 10 y 11 años, mientras que en los niños esto ocurre entre los 12 y 13 años.

Según estos datos, la edad mínima para comenzar con un tratamiento de ortodoncia quedaría estipulada entre los 10 y los 13 años, hay que tener en cuenta que hay niños que presentan anomalías en el desarrollo de sus huesos maxilares y en estos casos habría que colocar otro tipo de aparatos sobre los dientes o sobre los maxilares de estos niños, a este tipo de tratamientos le llamamos Ortopedia Dentofacial.

La edad idónea para comenzar con un tratamiento de ortodoncia

Es posible que te estés preguntando sobre qué pasa con los adultos y todas aquellas personas que ya hayan superado esa edad. La verdad, es que no hay un límite de edad que te impida la utilización de brackets ( o férulas transparentes), por lo que puedes iniciar este tipo de tratamiento en cualquier momento de tu vida.

La edad señalada anteriormente se considera ideal porque previene futuras complicaciones y la adaptación de los dientes se realiza con mucha mayor velocidad. Por lo demás, su popular condición antiestética puede afectar de mayor manera durante la etapa de la adolescencia, momentos en los que los jóvenes suelen ser bastante susceptibles, si que es verdad que este tema pasa a un segundo plano por la ortodoncia invisible tambien llamada Invisalign.

De todas maneras, es importante mantener una constante revisión de nuestra salud dental y acudir a un especialista ante cualquier tipo de situación anómala. Recuerda que aunque tus dientes hayan crecido en buena forma y posición, pueden ser desplazados, por ejemplo, por la aparición de la muela del juicio.