Encías retraídas

Las encías retraídas es uno de los problemas más comunes de la salud dental que afecta a la estética de tu boca, pero, sobre todo, esta enfermedad puede derivar en graves problemas.

¿Qué son las encías retraídas? También conocida como recesión gingival, esta enfermedad se basa en la reducción progresiva del volumen de la encía dejando expuesta la raíz.

Los principales síntomas que puedes padecer cuando sufres problemas gingivales es una mayor sensibilidad dental, tanto en frío como en calor. Además, es posible que notes tus dientes más largos o veas una marca donde la encía se une al diente. Aunque puede que veas estos indicios, no siempre es fácil saber si tienes encías retraídas. Para tu mayor tranquilidad puedes visitar nuestra clínica y te daremos un diagnóstico concreto.

Las causas que provocan la recesión gingival son las siguientes:

Cepillarte los dientes de forma muy agresiva y con cepillos muy duros pueden provocar la destrucción del tejido que forma la encía y con ello una recesión gingival.

Mala salud bucodental, si no mantienes los dientes limpios cepillándolos con regularidad y usando el hilo dental, se puede acumular sarro. Si no se elimina, puede provocar enfermedad de las encías y retracción de las encías.

– El tabaco puede provocar la pérdida de encías, debido a que bloquea la llegada de sangre y afecta al sistema inmunitario.

Traumatismos en la boca, por golpe o traumatismo en la boca a causa de un accidente puede provocar la pérdida de tejido periodontal.

Enfermedad periodontal, es una enfermedad grave de las encías. Esta enfermedad la podemos dividir en dos, en primer lugar, la gingivitis, esta enfermedad encoge las encías formando bolsas que pueden infectarse debido a una mala higiene, se acumulan restos alimenticios creando una placa de sarro. En segundo lugar, se encuentra la periodontitis también conocida como piorrea, comienza con una gingivitis no tratada. La infección creada en las encías puede dañar el tejido y el hueso que sostiene el diente en su lugar, y hacer que se suelten y aflojen, incluso provocando la pérdida de piezas dentales.

Lo primero que se debe realizar para solucionar el problema de encía retraídas es eliminar la causa por la que se ha producido, ya sea por un cepillado agresivo, tabaquismo, mala salud bucodental, es decir, se debe reeducar una dieta y unos hábitos de higiene, para posteriormente y en los casos que sea necesarios, realizar algunos tratamientos como pueden ser:

– Colgajo movilizado coronalmente (estiramiento de encías)
– Microinjertos de encías.