Estas son las cosas que revela el color de tus encías

La mayoría de nuestros pacientes se preocupan por tener unos dientes blancos y perfectos, pero ¿te has parado a mirar el color de las encías? ¿crees qué no son importantes?, lo cierto es que sí, ya que su aspecto puede estar manifestando un problema de salud.
Poca es la atención que prestamos a nuestras encías para el papel tan importante que cumplen en nuestra salud bucodental, ya que son las principales encargadas de proteger nuestros dientes, lo que requieren un cuidado especial y constante para mantener su salud.

A continuación, vamos a ver los distintos tipos de color que pueden llegar a tener nuestras encías:

  • Encías rosa o coral: Dicho color proporciona un estado adecuado y sano para nuestras encías, no habría que preocuparse.
  • Encías blanquecinas: Este color puede estar indicando una enfermedad periodontal (gingivitis), producida por la acumulación de placa y mala higiene bucodental. En algunas circunstancias podría ser un indicativo de padecer anemia.
  • Encías rojas y brillantes: Este color proporciona molestia, determina la inflamación de la encía. Nuestras encías se encuentran irritadas y a veces, sangran, debemos acudir a nuestro dentista en un periodo corto de tiempo, ya que podríamos sufrir consecuencias tales como la pérdida de piezas dentales.
  • Encías oscuras o ennegrecidas: Síntoma común de los fumadores, también puede ser el motivo del consumo de medicamentos como antidepresivos o incluso algún anticonceptivo.
  • Encías moradas: Una falta de vitaminas y minerales o determinados cambios hormonales pueden ser la causa de este síntoma, o incluso de una enfermedad periodontal (gingivitis o periodontitis)

¿Qué cosas revela la apariencia de nuestras encías?

Es importante saber que una tonalidad rosa coral indica que tus encías están sanas, de lo contrario, pueden ser el aviso de un problema bucodental a tratar.
También debemos tener en cuenta algunos sintamos que pueden manifestar alguna enfermedad bucodental como pueden ser:

  • Encías inflamadas: Es la más común ya que no se le presta la atención suficiente.Es recomendable hacerse un diagnóstico para evitar posibles complicaciones.
  • Encías retraídas: Su principal motivo son las enfermedades periodontales y el cepillado agresivo.
  • Candidiasis bucal: es causada por un hongo y reconocida por las placas de color amarillento. Es frecuente en aquellos pacientes con prótesis dentales.