La Onicofagia y sus consecuencias

¿Sabes los problemas que acarrea el hábito de comerte las uñas?

Queda atrás el dicho de “la cara es el espejo del alma”. En la actualidad, consideramos que las manos también lo son, dada la importancia de nuestro lenguaje corporal. La Onicofagia es el hábito de comerse continuamente las uñas. Usualmente, aparece en edades tempranas, llegando hasta la adolescencia y un pequeño porcentaje, hasta la edad adulta.

Los motivos suelen ser diversos, existen individuos que obtienen el hábito para calmarse en situaciones de ansiedad, nervios y estrés, personas con problemas de autoestima, control de impulsos, rabia, etc… También, detrás de este hábito encontramos a individuos que pasan por un momento difícil y así obtienen una sensación ilusoria de relajación.

La gran mayoría, no sabe las consecuencias de este mal hábito por lo que en este post, te las vamos a explicar.

  • Problemas estéticos. Cuando nos comemos las uñas, nos encontramos con uñas cortadas de mala manera, la piel cercana con heridas y los típicos padrastros que aumentan el riesgo de infecciones. Todo ello, hace que tengamos un aspecto descuidado y demos una mala primera impresión. Al no producir una sensación agradable a los individuos, sentimos inseguridad a la hora de establecer nuestras relaciones sociales.
  • Malestar psicológico. Los problemas estéticos pueden ocasionar una disminución de la autoestima del individuo sobre todo a la hora de asistir a eventos importantes como entrevistas de trabajo, fiestas…
  • Infecciones bacterianas. Es habitual que la onifagia produzca paroniquia. La paroniquia es una infección bacteriana que se produce en la piel, inflamándose y llegando a segregar pus. Otras infecciones bacterianas que pueden aparecer son el Coli o la Salmonella, ya que son bacterias que se encuentran debajo de nuestras uñas.
  • Problemas dentales y mandibulares. Son los más importantes. Nuestra boca, refleja diversos aspectos fundamentales sobre nosotros. Debido a este mal hábito, uno de los principales afectados es el esmalte dental el cual se debilita, aumentando la sensibilidad dental y provocando la posterior aparición de caries. También, ayuda a la aparición de gingivitis y daña la posición de los dientes, deformando en algunas ocasiones incluso el paladar.

Consejos para dejar de morderse las uñas

Todos los individuos que poseen Onicofagia, no son capaces de abandonar este hábito de manera radical. Te mostramos algunos consejos para que dejes de una vez esta “mala costumbre”.

  • Encuentra el desencadenante por el que necesitas aliviar el estrés o ansiedad.
  • Intenta rebajar dichos estados, por ejemplo manteniendo las manos ocupadas en alguna actividad o tomar alimentos que los alivien.
  • Si tienes poco autocontrol, envuelve tus uñas en tiritas o cinta aislante.
  • Píntate las uñas y conservalas cortas.
  • Unta sobre tus uñas algún elemento desagradable como por ejemplo, vinagre o alguna sustancia picante.