¿Por qué deberías visitar al dentista antes del verano?

Comenzó el verano, como cada año en esta época queremos mejorar nuestra apariencia física, para ello nos trabajamos más las rutinas en el gimnasio, vamos a la peluquería para cuidar nuestro cabello, incluso visitamos al dietista para perder esos kilitos de más. Pero se nos olvida a veces nuestro mejor aliado, la sonrisa, y es que no hay nada que siente mejor que una sonrisa impecable.
Hay que resaltar, como hemos mencionado en varios post anteriores, no solo se debe visitar al dentista por estética, es importante cuidar la salud bucodental. Todos sabemos que en verano aumenta el consumo de alimentos con azúcar, por ejemplo, helados o grasas saturadas, que puede llegar a afectar la sensibilidad de nuestra dentadura. Además, las altas temperaturas del verano a veces causa que produzcamos menos salivas por deshidratación, la saliva es un desinfectante para nuestra boca, si esta disminuye aumenta el riesgo a desarrollar gingivitis o periodontitis.
Por último, y por razón estética, puedes lucir una preciosa sonrisa con un blanqueamiento dental, y si lo que necesitas es un tratamiento de ortodoncia estas fechas son las más indicadas para iniciarlo.

Tratamientos de estética dental

Debido a que nuestra sonrisa nos aporta belleza y salud, te contamos los tratamientos de estética dental más comunes:

• Blanqueamiento: Con este tratamiento conseguiremos que nuestros dientes tengan un color uniforme y, como su propio nombre indica, que sean más blancos.
• Carillas: Se coloca en la cara frontal del diente, formada por una lámina de composite o cerámica, sirve para corregir algunas manchas, roturas o desviación en dientes.
• Coronas: Es semejante a la carilla pero cubre toda la pieza y no solo la cara frontal.
• Ortodoncia: Si necesitas corregir tus dientes, la ortodoncia es el método por excelencia. Un tipo de ortodoncia que hará que disimule perfectamente que lo llevas es invisalign, una férula transparente menos llamativa que los brackets.

¡Visita en verano a tu dentista, y en tus vacaciones preocúpate solo de sonreír!