Proceso de contorneado dental estético

Este tratamiento, llamado contorneado dental estético o también Ameloplastia, consiste en ir eliminando las imperfecciones más notables que un paciente presente en sus dientes, especialmente en los bordes. Por supuesto debe estar realizado por un odontólogo, ya que es un tratamiento delicado que no tiene vuelta atrás.
Con él, se consigue mejorar la estética de la sonrisa, ya que se le puede dar forma al diente, alisar su superficie o cambiar la longitud de los dientes.
Los casos más comunes en los que se realiza este tratamiento son:

  • Incisivos centrales.
  • Caninos demasiado puntiagudos.
  • Dientes astillados.
  • Irregularidades en las restauraciones.

Para su realización principalmente se llevarán a cabo tres fases:

  • Primera fase: se realizará la valoración del caso y su diagnóstico. Viendo cual es el proceso más adecuado a seguir. No todos los pacientes son iguales y es por ello que cada uno necesitará su propia personalización dental.
  • Segunda fase: realización de los desgastes selectivos.
  • Tercera fase: realización de un pulido para restablecer el brillo natural.

Ventajas y consideraciones del contorneado dental estético

La realización de este tratamiento tiene ventajas y consideraciones a tener en cuenta y en comparación ante otros procedimientos:

  • No es dolorosa, ni siquiera requiere de anestesia para su realización, y tampoco debe producir sensibilidad dental si se realiza de una manera adecuada.
  • Se puede realizar en una sola sesión.
  • Su coste es menor que otros procedimientos estéticos.
  • Su principal beneficio es mejora estética, aunque también conseguiremos mejorar la salud bucal.
  • Beneficios en la ingesta.
  • Reducción de la placa bacteriana.

Para la realización del contorneado estético siempre deberá realizarse un estudio sobre los dientes, e incluso en algunas ocasiones se deberán realizar otros tratamientos complementarios, como por ejemplo un blanqueamiento dental, totalmente recomendable o anteriormente a este contorneado, la colocación de la ortodoncia, para obtener un resultado final totalmente satisfactorio.