Archivo mensual: octubre 2016

Hay que intentar conservar nuestros dientes, y si no , siempre nos quedarán los implantes

A pesar del éxito de los implantes, la literatura más reciente recomienda conservar los dientes en la medida de lo posible.

La tasa de éxito de los implantes no supera la tasa de éxito de los dientes comprometidos, pero adecuadamente tratados y mantenidos pueden tener una supervivencia similar.

Así pues, la decisión de extraer un diente y colocar un implante dental debe tomarse cuidadosamente.

Los avances tecnológicos han permitido una mejora en las últimas décadas en los implantes dentales convirtiéndolos en un reemplazo fiable para los dientes faltantes.

Este éxito ha llevado a muchos dentistas a recomendar este tipo de tratamiento como una alternativa a otros tratamientos que se podrían realizar sobre dientes con mal pronóstico.

Aun así, incluso en los casos más complicados, los dientes a tratar pueden mantenerse si se realiza un tratamiento periodontal adecuado, abordando el problema de base causante de la patología.

La extracción de un diente es un tratamiento irreversible y una vez realizado, la opción de colocar un implante supone una serie de riesgos que hay que tener en cuenta.

Por tanto, la decisión de mantener los dientes naturales tratados y mantenidos adecuadamente durante el máximo tiempo posible parece proporcionar una solución que puede disminuir los riesgos de tratamiento a largo plazo.

Antes de que los implantes dentales se convirtieran en una solución viable y fiable para el reemplazo de dientes faltantes, los pacientes tenían que conformarse con otro tipo de tratamientos como prótesis dentales que tenían que reemplazarse a medida que iba cambiando la estructura ósea que las soportaban.

La durabilidad del implante es una de las ventajas más significativas frente a otros tratamientos como los puentes o prótesis completas. Aunque sean tratamientos que pueden durar toda la vida, su durabilidad depende de la adecuación del implante en cada paciente y el cuidado postoperatorio que se tenga del implante.

De este modo, las mismas condiciones que contribuyen a la pérdida de dientes (como la enfermedad periodontal) pueden fácilmente conducir al fracaso del implante. Un cepillado adecuado, el uso del hilo dental y revisiones periódicas ayudarán a prolongar la longevidad del implante.

Por todo esto, siempre que podamos, debemos intentar mantener nuestros dientes en el mejor estado posible, mediante tratamiento periodontal y restaurador, la mayor cantidad de tiempo posible.

Una vez que ya sea inviable el mantenimiento de nuestros dientes, la mejor opción sin duda , es la colocación de implantes osteointegrados.

dientes

CUIDADO CON LAS CLINICAS DENTALES LOW COST

En los últimos años cada vez más nos bombardean con ofertas en el sector dental de clínicas que abren con precios muy económicos.

Y la pregunta que debemos hacernos es:

¿ Estamos en buenas manos en las clinicas Low Cost?

La respuesta es “ No abras tu boca a cualquier precio”

Un consejo, que debéis tener muy en cuenta es saber en manos de quien confiáis vuestra salud bucodental, y la de vuestra familia y que productos utilizan en vuestra boca.

En salud lo barato puede resultarnos muy caro e incluso a veces puede llegar a ser muy doloroso no sólo para nuestros bolsillos sino también para nuestro bienestar.

En Clinica La Victoria, contamos con un equipo de profesionales con experiencia, y que están en continua formación y a su vez formando a otros dentistas.

Además de usar los mejores materiales y marcas del sector dental a nivel mundial.

Todo esto acompañado de los últimos avances tecnológicos ( Tac 3D, laser dental, instrumentos ultrasónicos para cirugía minimamente invasiva ,sonda florida, PRFG..) que nos permite poder llegar a la excelencia en nuestros tratamientos, realizar las técnicas más innovadoras en todas nuestras especialidades y a un precio que no se aleja tanto de las “ Clínicas Low Cost” , ya que estas suelen utilizar publicidad engañosa para captar a los pacientes, aunque al final el precio de sus tratamientos no se diferencia mucho de otras clínicas con un servicio de mucha más calidad.

Normalmente las ofertas “low cost” en odontología vienen de manos de franquicias, seguros dentales o clínicas montadas por inversores que quieren única y exclusivamente rentabilidad.

De esta manera contratan a recién licenciados en prácticas, pagándoles un salario mínimo, y utilizando unos materiales muy por debajo del nivel aceptable.

Por otra parte, a los dentistas contratados les presionan para realizar una serie de tratamientos dentales se necesiten o no, porque hay que conseguir una facturación determinada, y por supuesto en muy poco tiempo.

Por tanto, lo que realmente importa, que es la salud bucodental del paciente, pasa a un segundo plano y por tanto el único perjudicado es el paciente.

Así que, MUCHO CUIDADO con las ofertas ” low cost” en odontología porque lo barato puede salirnos muy caro.

El COEM ( colegio de odontólogos de la comunidad de Madrid) presento un estudio muy interesante en el que estudiaron a los pacientes que iban a este tipo de clínicas , sólo el 12% de los españoles ha acudido en alguna ocasión a una cadena low cost para recibir tratamiento. Entre éstos, un 22% no recomendaría los servicios de este tipo de clínicas a nadie de su entorno y un 40%, a pesar de haber acudido alguna vez, sigue prefiriendo ir a su dentista de confianza.

Todo ello demuestra que entre los propios usuarios de estas clínicas hay un colectivo muy descontento con los servicios recibidos.

Por otro lado, alrededor del 20% de los usuarios afirma que las cadenas dentales no tienen un precio más económico, ya que el presupuesto inicial excluye muchos servicios finalmente necesarios. Por todo esto , un 18% valora como negativa la relación calidad-precio de este tipo de clínicas.

Además de todo esto el 70 % de las reclamaciones que se ponen en España a clínicas dentales las acaparan este tipo de clínicas.

Por todo esto, hay que buscar al dentista de confianza .

sin-titulo sss

 

 

 

 

 

aaa