Cómo detectar la periimplantitis

La periimplantitis es una enfermedad dental conocida por afectar los tejidos blandos que rodean un implante en función, esta enfermedad provoca la pérdida del soporte óseo. Este padecimiento se caracteriza por provocar una lesión inflamatoria alrededor del implante, generada a causa de una posible infección bacteriana y provocando la pérdida del hueso y encía.

Los síntomas de esta enfermedad son fáciles de reconocer, pues las personas que padecen esta condición suelen tener encías enrojecidas constantemente, inflamación, dolor, molestias en el implante a la hora de masticar, y una ligera movilidad de la placa.

Es recomendable que cualquier persona con implantes dentales, se mantenga al tanto de su buena evolución, ya que si se encuentra en una primera etapa de la enfermedad podrá hacer frente a ella de una mejor manera.

¿Cuáles son las causas por las que aparece la periimplantitis?

Existen diversas causas y factores que pueden generar esta enfermedad. Sin embargo, es fundamental que pongas atención a las principales o más comunes causas que pueden llevarte a sufrir este problema.

Una de las causas más comunes, por la cual puede aparecer la periimplantitis, proviene de la mala higiene bucal, pues la acumulación de bacterias en zonas próximas al implante puede afectar su estado.

Existen otros factores que pueden ocasionar su desarrollo, como lo son:

• El tabaquismo: el consumo regular del tabaco puede generar de igual manera la aparición de bacterias en los orificios dentales.
• La diabetes: esta enfermedad interfiere en la buena cicatrización de los tejidos, por lo tanto, una persona que padece esta enfermedad es más propensa a desarrollar periimplantitis.
• Mala colocación del implante: sí, aunque suene extraño una mala colocación del implante puede generar periimplantitis.
• Enfermedades periodontales previas: existen personas que suelen tener tendencias a desarrollar enfermedades periodontales, puesto que la forma ósea de sus dientes les permite una mayor acumulación de la placa bacteriana. Por lo tanto, si sufriste anteriormente de alguna otra infección dental aumenta la probabilidad de que desarrolles periimplantitis.
• Falta de revisiones por parte de profesionales: es importante mantener un chequeo continuo de las placas dentales, de este modo podrás saber si progresan de manera positiva tus implantes, y ayudara a la prevención de cualquier infección.

En último lugar, recuerda que la higiene bucal debe ser constante y adecuada para evitar problemas de salud. Por lo tanto, te recomendamos cepillar de forma correcta tus dientes, procura tener regularmente revisiones, al igual que tener sesiones de limpieza. De esta forma, estarás cuidando y previniendo diferentes problemas dentales. En caso de tener sospecha de una posible periimplantitis lo más recomendado es que te pongas en manos de nuestros especialistas, así podrás solucionarlo de forma rápida y efectiva.