¿Qué es el Raspado y alisado radicular, también llamado curetaje dental? ¿En qué consiste?

El Raspado y alisado radicular es llamado también Curetaje Dental. Esta técnica de odontología se realiza en tratamientos destinados a tratar la periodotitis también llamada piorrea, pero, ¿qué es la piorrea? Es importante que conozcas el significado de la principal afección por la que se realiza el curetaje dental, para que de esta forma reconozcamos fácilmente la importancia del mismo.

La periodontitis o piorrea consiste en una afección de carácter bacteriano generada por la acumulación de suciedad o placa bacteriana entre los dientes, afectando directamente al deterioro de las encías y del hueso que rodea nuestros dientes. Este tipo de enfermedad causa un incómodo dolor bucal, que no deja de crecer si no lo tratamos, además, se ve aumentado por malos hábitos como el consumo de tabaco. Algunos de los síntomas que surgen con esta afección son los siguientes: 

  • Mal aliento. 
  • Aumento de la sensibilidad dental. 
  • Inflamación y sangrado de las encías. 
  • Dolor intenso a causa de la inflamación. 
  • Movilidad de los dietes cuando está muy avanzada.

Una vez que sabemos en qué consiste una de las principales causas por las que se realiza un tratamiento de curetaje dental, es el momento de saber en que consiste.

El curetaje dental se basa en la eliminación de placa bacteriana y sarro en los dientes y encías, sobre todo cuando esta ha avanzado más allá de las encías, llegando a contactar directamente con el hueso. El proceso que se lleva a cabo en este tipo de tratamiento consiste en un raspado de la zona afectada, retirando el sarro acumulado, justo debajo de la encía, alisando la zona de la raíz del diente en último lugar. 

Aplicaciones del curetaje

Las aplicaciones del curetaje se basan principalmente en pacientes con periodontitis, donde la acumulación de sarro y placa bacteriana es mucho mayor, afectando de una forma más profunda en las encías. No debemos de equipararla a una limpieza bucal, ya que, en ese caso, el paciente cuenta con salud bucodental, pero con algo de sarro en la dentadura. Sin embargo, en los tratamientos de curetaje, esta afección es de mayor gravedad. 

El curetaje se realiza con un poco de anestesia local en el paciente, haciendo de este, un tratamiento totalmente indoloro y rápido para el afectado.

Tras cumplir al completo con el tratamiento de curetaje dental, se realiza un control sobre el estado del paciente durante los siguientes meses, asegurando de esta forma su perfecto estado en visitas estipuladas llamadas mantenimientos periodontales que se realizan cada 3-9 meses depediendo del estado periodontal del paciente y de su higiene diaria.