¿Cómo tratar la xerostomía?

La xerostomía, conocida comúnmente como el síndrome de la sequedad bucal, está provocada por una irregularidad en la segregación de saliva. Cuando las glándulas salivales producen menos cantidad de saliva de la necesaria, la boca se reseca y puede traer consigo numerosos problemas.

A pesar de que hay algunos casos en los que el daño en estas glándulas es irreversible, normalmente puede seguirse un tratamiento que disminuya o elimine por completo los efectos. Pero, ¿cómo curar la xerostomía? La toma de medicamentos o no dependerá de las causas que lo hayan provocado, aunque lo más importante es acudir al dentista si notas tu boca seca de manera regular.

Una vez hayas visitado a un especialista, sabrás con certeza qué lo ha provocado y, por tanto, cuál va a ser la mejor forma para eliminarlo.

Causas y síntomas de la xerostomía

Ahora que sabemos cómo curarla, es importante que entendamos cuáles son las causas y síntomas de la xerostomía. Las causas principales por las que suele aparecer este problema es la baja ingesta de agua y el elevado consumo de tabaco y/o alcohol. Sin embargo, a veces pueden derivar de lesiones en las glándulas y/o en los nervios del cuello o cabeza, además de que hay determinados fármacos, como las píldoras para la ansiedad o los medicamentos oncológicos, cuyo efecto secundario es la sequedad bucal.

Algunos de los síntomas que pueden ayudarte a saber si tienes este problema o no son los siguientes:

  • Reducción de sensaciones gustativas.
  • Lengua áspera, seca o con surcos y sensación de ardor.
  • Halitosis o mal aliento.
  • Fisuras en las comisuras de los labios y llagas.
  • Caries y enfermedades periodontales.
  • Sequedad o una sensación de viscosidad en la boca.
  • Saliva que se siente espesa y fibrosa.
  • Dificultad para masticar, hablar y tragar.
  • Dolor de garganta o garganta seca y ronquera.
  • Problemas para usar dentaduras postizas.

¿Cómo elegir una buena pasta de dientes?

Hoy en día, la tarea de elección de una buena pasta de dientes resulta arduamente complicado debido a la gran oferta que existe en el mercado. Sin embargo, cada pasta de dientes se adapta a un cliente específico por lo que es conveniente que a la hora de elegir su pasta de dientes consulte a su dentista. En este post os hablaremos de las diferentes pastas de dientes que encontramos en el mercado y así podrás ver cuál es la que más se adapta tus necesidades.

  • Pasta Anti-caries. Son pastas con una gran cantidad de flúor que ayudan a la mineralización del diente y de esta manera evitar la caries. Existen dos tipos, para adultos y para niños. Es recomendable para aquellas personas que aún no presentan caries.
  • Pasta para dientes sensibles. Estas pastas están compuestas de nitrato de potasio o clorhedixina. Tienen como objetivo principal mantener el esmalte. Ideales para personas con bruxismo.
  • Pasta antisarro. Están compuestas de pirofosfato. Su objetivo es inhibir la formación de sarro. Son ideales para aquellas personas con sarro en sus dientes.
  • Pasta blanqueadora. Es ideal para aquellas personas que tienen manchas en sus dientes. También está pensada para personas fumadoras.

Cómo saber cuál es la mejor pasta de dientes

Tanto en los supermercados como en las farmacias podemos encontrar numerosos dentífricos, todos ellos sirven para cepillarse los dientes, pero pueden hacer mucho más por la salud dental.

Pongámonos en situación; puedes tener la boca sana pero necesitas prevenir las caries, la pasta de dientes más recomendada para ti sería una que contenga flúor.

El flúor ayuda a remineralizar el esmalte, reforzarlo y eliminar la placa, de modo que las bacterias no puedan perforarla y crear caries.

Si tu problema es la sensibilidad al morder alimentos e ingerir bebidas calientes o frías, padeces sensibilidad dental, por lo que se recomienda usar dentífricos diseñados para este problema en concreto.

Con las enfermedades periodontales ocurre una situación muy parecida, en este caso se necesita un dentífrico más potente que además de flúor contenga algún antiséptico más potente.

Y en el caso de que quieras tener los dientes más blancos, muchas personas optan por dentífricos blanqueadores creyendo que conseguirán grandes resultados, pero no son demasiado efectivas.

Lo más recomendable para reforzar y mantener los efectos de un tratamiento de blanqueamiento o cualquier otro mencionado anteriormente, es el realizado o recomendado por tu dentista.

Cepillos interdentales e higiene bucal

Una buena higiene bucal no solo se basa en la función de cepillado clásico, cuenta con una serie de tareas que te permiten alcanzar la limpieza necesaria para una buena salud bucal. En muchas ocasiones desconocemos la importancia de la higiene bucal, es por ello que aprovechamos este post para hablar de los cepillos interdentales, otro método para mantener una buena higiene bucal.

Los cepillos interdentales, como su propio nombre indica, son cepillos que se encargan de limpiar aquellas zonas a las que el cepillo convencional no llega. Su pequeño tamaño le permite introducirse entre el espacio de los dientes, propenso a quedarse alimentos y ,por tanto, suciedad.

Es importante antes de un buen cepillo interdental, conozcas los siguientes factores:

  • El tamaño del espacio que quieres limpiar, en caso de que no conozcas los tamaños es recomendables empezar por un tamaño pequeño e ir subiendo en función de la necesidad.
  • Las zonas donde vas a utilizar el cepillo interdental, desde Clínica La victoria te recomendamos que uses un cepillo interdental para cada una de las zonas.
  • Es recomendable para aquellas personas con gran separación entre dientes.

Su uso se basa en cuatro sencillos pasos:

  • Introduce el cepillo en el espacio de los dientes que quieres limpiar.
  • Mueve adelante y hacia atrás sin hacer otros movimientos.
  • Repita dicho movimiento desde el interior
  • Podrá cambiar la postura del cepillo para utilizar el ángulo correcto.

¿Cuándo utilizar el cepillo interdental?

El cepillo interdental está recomendado para todas aquellas personas que sienten que con el uso del hilo dental no consiguen una buena higiene bucal. Sin embargo, hay casos en los que es casi obligatorio el uso del cepillo interdental. Aquellas personas que tienen enfermedades periodontales y aquellos que tienen un aparato de ortodoncia. En el caso de las personas con enfermedades periodontales cuentan con un mayor espacio entre dientes por lo que el cepillo es muy útil. En el caso de las personas con ortodoncia les facilita la higiene debido a que el aparato supone una gran complicación para mantener la limpieza.

Encías retraídas

Las encías retraídas es uno de los problemas más comunes de la salud dental que afecta a la estética de tu boca, pero, sobre todo, esta enfermedad puede derivar en graves problemas.

¿Qué son las encías retraídas? También conocida como recesión gingival, esta enfermedad se basa en la reducción progresiva del volumen de la encía dejando expuesta la raíz.

Los principales síntomas que puedes padecer cuando sufres problemas gingivales es una mayor sensibilidad dental, tanto en frío como en calor. Además, es posible que notes tus dientes más largos o veas una marca donde la encía se une al diente. Aunque puede que veas estos indicios, no siempre es fácil saber si tienes encías retraídas. Para tu mayor tranquilidad puedes visitar nuestra clínica y te daremos un diagnóstico concreto.

Las causas que provocan la recesión gingival son las siguientes:

Cepillarte los dientes de forma muy agresiva y con cepillos muy duros pueden provocar la destrucción del tejido que forma la encía y con ello una recesión gingival.

Mala salud bucodental, si no mantienes los dientes limpios cepillándolos con regularidad y usando el hilo dental, se puede acumular sarro. Si no se elimina, puede provocar enfermedad de las encías y retracción de las encías.

– El tabaco puede provocar la pérdida de encías, debido a que bloquea la llegada de sangre y afecta al sistema inmunitario.

Traumatismos en la boca, por golpe o traumatismo en la boca a causa de un accidente puede provocar la pérdida de tejido periodontal.

Enfermedad periodontal, es una enfermedad grave de las encías. Esta enfermedad la podemos dividir en dos, en primer lugar, la gingivitis, esta enfermedad encoge las encías formando bolsas que pueden infectarse debido a una mala higiene, se acumulan restos alimenticios creando una placa de sarro. En segundo lugar, se encuentra la periodontitis también conocida como piorrea, comienza con una gingivitis no tratada. La infección creada en las encías puede dañar el tejido y el hueso que sostiene el diente en su lugar, y hacer que se suelten y aflojen, incluso provocando la pérdida de piezas dentales.

Lo primero que se debe realizar para solucionar el problema de encía retraídas es eliminar la causa por la que se ha producido, ya sea por un cepillado agresivo, tabaquismo, mala salud bucodental, es decir, se debe reeducar una dieta y unos hábitos de higiene, para posteriormente y en los casos que sea necesarios, realizar algunos tratamientos como pueden ser:

– Colgajo movilizado coronalmente (estiramiento de encías)
– Microinjertos de encías.

Como limpiar los implantes dentales

Cuando vamos a iniciar un tratamiento de implante dental surgen decenas de dudas, entre ellas se encuentra la limpieza, siendo una de las cuestiones más repetidas. La preocupación por nuestra higiene bucal post implante dental es un problema real, llegando, incluso, a crear cierta reticencia a iniciar los tratamientos. La predisposición que adoptamos de pensar en que nuestra higiene ya no será la misma, nos crea una terrible incomodidad y miedo al rechazo social. Las cuestiones más repetidas son; ¿Puedo continuar mi limpieza dental con normalidad?, ¿hay alguna forma especifica para limpiar los implantes?, ¿qué productos debería utilizar?, entre otras.

En primer lugar debes tener claro que nada de lo comentado anteriormente va ha ocurrir, tu higiene bucal podrá seguir siendo igual de buena, y no por tener un implante bucal acumularás más suciedad, sufrirás de halitosis, ni nada de ese índole. No debes tener miedo a que el implante dental pueda originar un deterioro de tu calidad higiénico dental, aunque si deberás tener en cuenta algunos consejos importantes:

1. Limpieza en profundidad. A pesar de que, en términos generales, la limpieza de una dentadura con implantes y otra sin implantes sea igual, con motivo de evitar o prevenir ciertos problemas, debemos de ser especialmente exigentes con la limpieza de las piezas implantadas. De esta forma impediremos la aparición de enfermedades en los tejidos que rodean al implante, como puede ser la periimplantitis.

2. Productos específicos: Para asegurar una limpieza efectiva de los implantes dentales, además de una limpieza en profundidad, debemos de elegir productos específicos para la misma. Entre estos productos, debemos elegir el tipo de cepillo, llegando a poder utilizar varios; dentales normales, interproximales, para encías, etc. Además seleccionaremos dentríficos especiales, concretamente los que estén diseñados para limpiar implantes.

3. Más allá de la higiene: La higiene es uno de los puntos cruciales para favorecer el perfecto estado de nuestra dentadura, pero si esta no va acompañada de unos hábitos favorables, el efecto no será el mismo. Fumar, exceso en el consumo de café, productos azucarados, etc, serán los principales enemigos de nuestra dentadura.

Si estás pensando en iniciar un tratamiento de implante dental, no dudes en ponerte en las manos de los especialistas de Clínica La Victoria, recibirás los mejores tratamientos y consejos en implantología dental.

Sensibilidad dental. Síntomas, causas y soluciones.

¿Tienes molestias cuando comes o bebés algún tipo de alimentos? ¿Te ocurre siempre o es un molestia ocasional? Si es así, puede que estés padeciendo hipersensibilidad dentaria o también más conocida como sensibilidad dental.

Esta dolencia es un dolor breve aunque muy agudo que se produce en un diente en concreto o en una zona de la boca que entra en contacto con un estímulo externo, es decir, esto se produce cuando la dentina (parte interna del diente) queda expuesta y entra en contacto con estímulos térmicos, químicos o táctiles.

Las principales causas que provoca la sensibilidad dental es el desgaste de los dientes, que se dan por las siguientes razones: – Un mal cepillado dental y una pasta dentífrica muy agresiva.
– Alguna alteración bucodental como caries u otro tipo de enfermedades de encías.
– Una mala posición dental hace que al chocar las piezas entre ellas se erosionen unas con otras.
– El exceso de consumo de bebidas con gas influye en el desgaste de los dientes, ya que son agresivas para el esmalte.

La sensibilidad dental es difícil de evitar, pero como en muchos casos lo fundamental es prevenir. Algunos de los consejos que se pueden aplicar son:

– Visita periódica al odontólogo, es una forma clave para poder encontrar una solución si se da el caso de sufrir sensibilidad.
– Buenos hábitos alimenticios, evitando el consumo de comidas o bebidas ácidas que puedan llegar a desgastar por completo tu esmalte.
– Higiene bucodental, es un hábito clave para tener una buena salud dental. El uso de herramientas como la senda dental ayudarán a ello, además de utilizar una pasta dental y un enjuague que sea específico para dientes sensibles, cuidando no hacer un cepillado agresivo.
– Corregir malas costumbres, el exceso de alcohol, tabaco, masticar chicle con fuerza son algunos de los tanto hábitos que se podría evitar o suavizar para que lo dientes no sufran sensibilidad.

Se acerca el final de año… ¿Conoces cuáles son los dulces navideños más dañinos para los dientes?

Llega para muchos la época más bonita del año, un tiempo mágico celebrando en nuestras casas con un festín de manjares, dónde los dulces son protagonistas en todas las mesas dónde la Navidad se instaura para llenarnos de ilusión, de buenos ratos y sobre todo de grandes comilonas.

 ¿Y cómo cuidamos de nuestra salud dental en Navidad? échale un vistazo a nuestros consejos del post compartido. Ahora sí que sí, llega el turno de ellos… los dulces navideños.

He aquí nuestra recomendación para los amantes del turrón. El turrón duro es más aconsejable que el turrón blando o el turrón de chocolate, puesto que estos últimos contienen más azúcar.

El turrón duro, la mayoría de su composición es almendra, miel, clara de huevo y un porcentaje bajo de azúcar. Aun así, cuidado con las almendras, pueden llegar a ser tan difíciles de masticar que dañen nuestras piezas dentales.

Pero si no puedes vivir sin chocolate… apuesta por turrón de chocolate negro al 70%, dale a tu cuerpo un placer sano con propiedades antioxidantes y cardioprotectoras.

Llega el turno de hablar de la fruta escarchada. Podemos pensar… es sólo fruta con un toque azucarado! Este dulce navideño es uno de los más dañinos para nuestros dientes pues contienen 81g de azúcar por cada 100g. Ojo a las bacterias productoras de caries que se nutren especialmente de alimentos azucarados!! Además, al tratarse de un dulce blando tendremos que tener especial cuidado en el cepillado.

Mantecados, polvorones, mazapanes, chocolate a la taza, roscones de reyes… son los dulces de siempre que huelen a Navidad. Y es que todo con prudencia y una adecuada limpieza dental puede hacer que vivamos este momento mágico con ilusión y alegría y por qué no… también para nuestro paladar. ¡Feliz 2019!

Cómo cuidar de nuestros dientes en Navidad

La Navidad es el momento del año cuando más aumenta la aparición de caries, por lo que debemos prestar un cuidado mucho más específico y riguroso a nuestra dentadura. La principal causa de la suciedad bucal que se genera durante estas fechas viene dada por un consumo excesivo de dulces, lo que genera una acumulación de azúcar en nuestra dentadura, perjudicando nuestra salud bucodental.

Este consumo excesivo de azúcar suele ir ligado con un hábito de higiene bucal inadecuado durante esta época, dando lugar a la aparición de caries o problemas bucodentales más graves. Como premisa imprescindible debemos hacer un gran hincapié en la rutina higiénico dental de estos días, haciendo que los festines de comida y azúcar sean menos graves para nuestra dentadura.

Para poder combatir la aparición de caries u otras enfermedades de mayor gravedad, tenemos que reconocer cuales son aquellos alimentos y bebidas que más se consumen durante esta época y que debemos evitar para proteger nuestros dientes. Los productos a tener en cuenta son:

Dulces: Los míticos dulces navideños y ricos postres que tanto nos cuesta evitar, sin olvidar las golosinas, preferencia de todos los niños. En el caso de que los dulces sean blandos, pueden causar inflamación de las encías, y si estos son duros, rotura de empastes. En el caso de los dulces, sea cuales sean, nuestra recomendación será la de evitarlos en la mayor medida posible.

Refrescos y demás bebidas azucaradas: Caries y deterioro de esmalte, es lo que genera el consumo excesivo de bebidas azucaradas o al endulzar bebidas como el café. En el caso de los refrescos te recomendamos elegir aquellos sin azúcar y para endulzar cafés e infusiones utilizar estevia u otros edulcorantes

Alcohol: Un consumo excesivo del alcohol genera un deterioro de los tejidos que envuelven a los dientes, por reducción en la oxigenación de esta. No consumas alcohol y lo si lo haces que sea con precaución por favor.

Si evitando estos productos y respetando nuestras recomendaciones ayudaremos a la protección de nuestros dientes en navidad, pero si necesitas una revisión bucodental tras las fiestas, te esperamos en Clínica La Victoria.

¿Qué es la técnica all on four?

La técnica All on four® es una técnica que nos permite, mediante la colocación de sólo 4 implantes dentales en unas posiciones especiales, realizar una rehabilitación de un maxilar completo, pudiendo colocar dientes provisionales fijos en el mismo día de la colocación de los implantes.

Es decir con sólo 4 implantes podemos poner unos dientes fijos en la parte de arriba o de abajo de la boca y con 8 podriamos rehabilitar toda la boca.
La técnica podemos aplicarla mediante la técnica quirúrgica convencional con colgajo (despegando la encía), o mediante cirugía guiada por ordenador (sin necesidad de despegar la encía, ni dar puntos de sutura, lo que mejora el postoperatorio del paciente).
Esta técnica además de permitir rehabilitaciones de arcadas completas con función inmediata( poner dientes fijos en 24h desde la colocación de los implantes), disminuye enormemente el coste del tratamiento, ya que podemos reducir el número de implantes necesarios, respecto a otras técnicas convencionales.

En nuestra clínica estudiaremos su caso mediante un TAC de la boca y veremos cual es el plan de tratamiento más apropiado para usted.

Esta técnica All on four no es aplicable en todos los casos y debe ser valorado por un especialista.

Rehabilitaciones minimamente invasivas

La Odontología está cambiando , gracias a la aparición de nuevas técnicas, cada vez somos capaces de mejorar la boca de nuestros pacientes de una forma mejor y mucho menos agresiva e invasiva de lo que lo hacíamos antes.

Gracias a la ODONTOLOGIA MINIMAMENTE INVASIVA y a su aplicación sobre la restauración de los dientes, podemos restaurar, modificar la forma, el color de los dientes o muelas sin necesidad de estropear el esmalte de las piezas, y en algunos dientes haciendo un desgaste mínimo, todo esto podemos realizarlo mediante la colocación sobre los dientes de Carillas o Incrustaciones, que son restauraciones de diferentes materiales que mediante cementos de última generación podemos pegar a los dientes con seguridad, prácticamente sin tener que desgastarlos.

Este tipo de restauraciones a sustituido a las coronas o fundas que es lo que se colocaba sobre los dientes antes ,pero para poder colocarlas había que realizar un desgaste mucho más amplio y agresivo sobre los dientes, por eso cada vez las utilizamos menos, sólo en casos muy específicos.