¿En qué consiste la agenesia dental?

Muchas personas se preguntan: ¿en qué consiste la agenesia dental? Esta condición es la ausencia de una o varias piezas dentarias. Por lo general, se puede dar en dientes temporales (de leche) o definitivos. Con esta alteración no solamente se indica que el diente no está presente en la cavidad bucal, sino que también hay una alteración en su misma formación por debajo de la encía.

Uno de los dientes más afectados son las muelas del juicio. Otros podrían ser los premolares inferiores y los incisivos laterales de zona superior.

Causas de la agenesia dental

Algunos casos de agenesia se deben por herencia familiar. Por ejemplo, es común que los distintos miembros de una familia no cuenten con muelas del juicio. Así mismo, también puede asociarse esta condición con otras enfermedades, como pueden ser el Síndrome de Down, el labio leporino, entre otros. De por sí, es una alteración congénita (se nace con ella).

Una persona puede padecer agenesia múltiple (cuando faltan más de seis piezas dentarias) o una agenesia puntual (cuando faltan menos de seis).

¿Existe un tratamiento idóneo para combatir la agenesia?

En determinados casos, es imprescindible tratar esta condición puesto que puede originar maloclusión o alteraciones estéticas en las piezas dentarias. Así mismo, puede producir un crecimiento anómalo de otras piezas circundantes.

Existen varios tratamientos. En primer lugar, se puede realizar un implante dental para poder sustituir las piezas dentarias que no han podido desarrollarse. También, puede realizarse una intervención para cerrar el espacio sobrante, aunque tendrá que estudiarse según el número de dientes que tenga el paciente, la ubicación de cada uno y su edad.

Y, finalmente, en otros casos, también puede coadyuvarse el tratamiento con una ortodoncia, para que las piezas que estén descolocadas o se hayan movido por la ausencia de otras puedan adquirir una posición y alineamiento adecuado.

Con un correcto estudio, es posible encontrar la solución adecuada.

¿En qué consiste el raspado y alisado radicular?

En este artículo se va a exponer en que consiste el raspado y alisado radicular, que popularmente se conoce cómo “curetaje” ,.

El raspado y alisado radicular puede realizarse tanto de forma preventiva para el mantenimiento de sostén de las piezas dentales cómo si se realiza para tratar una enfermedad periodontal activa.

Se define como la técnica utilizada para eliminar el sarro, así como la placa bacteriana adherida y las posibles pigmentaciones depositadas en la superficie de los dientes del paciente, así cómo para descontaminar las raíces de los dientes de la presencia de bacterias.

Se realiza tanto a nivel de diente, su superficie visible y expuesta, como por dentro de la encía. El objetivo de la técnica es lograr la disminución de la inflamación de la encía que se produce por la acumulación del sarro y puede llegar a provocar enfermedades periodontales, como la piorrea.

Existen dos posibles formas de realizar el raspado radicular:

– Técnica manual: se realiza con unos instrumentos llamados curetas y se van retirando, manualmente, el sarro y la placa bacteriana.

– Técnica de ultrasonidos: se realiza con un aparato de ultrasonidos  específico para esto, con el que se elimina, igualmente, la placa incrustada

¿Duele una limpieza y raspado radicular?

El procedimiento se realiza con anestesia local, para poder llegar a las bolsas periodontales, en caso de enfermedad periodontal, como la gingivitis y piorrea, y limpiar la zona en profundidad. Primero, se raspa, para retirar el sarro; y, después, se alisa la raíz. Por tanto, durante el procedimiento, el paciente no va a sentir dolor.

Habitualmente, si existe una enfermedad periodontal, el paciente puede sentir sensibilidad, dolor e incluso movilidad en las piezas dentales que tuvieran menos soporte de hueso tras el raspado y alisado radicular, se puede sentir sensibilidad dental.

No es habitual sentir dolor. En términos generales, es un procedimiento indoloro y sin complicaciones.

Para mantener los resultados a largo plazo, se recomiendan mantener una adecuada higiene bucodental y realizar las visitas odontólogo, para revisar el estado de dientes y encías.

¿Qué son las carillas de composite?

Las carillas dentales son más que un tratamiento estético. Son unas técnicas que han revolucionado muchas consultas de odontología. ¿Qué son las carillas de composite? A continuación, se explicará.

Carillas de composite o de porcelana. ¿Cuáles son mejor?

Estas carillas dentales van a permitir mejorar la estética de tu dentadura. Cada vez son más las personas que recurren a ellas para poder blanquear los dientes, arreglar bordes fracturados o incluso mejorar la forma de los dientes de arriba abajo. Estas carillas pueden ser de dos materiales muy distintos.

Carillas de composite

Este material va a aportar un aspecto totalmente natural. Se va a colocar, directamente, en el diente con el adhesivo, sin recurrir a ningún tipo de anestesia y en tan solo una única sesión. Por eso, es un tratamiento totalmente reversible  y que se puede retirar o retocar cuando lo solicite el paciente. Es más económico que el de porcelana, aunque tiene una menor duración; y, con el tiempo, puede cambiar de color y perder brillo.

Carillas de porcelana

Son algo más caras, pero ofrecen una mayor duración que el anterior tratamiento, hasta 12-15 años años. Tampoco van a perder color ni brillo y necesitan menos sesiones de mantenimiento. Puede ser necesario tener que manipular los dientes o incluso recurrir a anestesia local. Se colocarán en varias sesiones y es un tratamiento irreversible.

¿Cuáles son mejores? Ambos tratamientos ofrecen muy buenos resultados, pero las carillas de porcelana permitirán olvidarse, por un tiempo, de los tratamientos estéticos bucales, invirtiendo un poco más de dinero. Además, posibilitan abordar casos más complejos y proceder a la modificación de dientes excesivamente dañados y mal colocados o modificar sus tamaños.

Para responder a ¿qué son las carillas de composite?, lo mejor es preguntar y asesorarse con profesionales que puedan orientar a la hora de escoger uno u otro tipo de tratamiento.

 

¿Es la caries infecciosa?

Se trata de una infección del diente que puede dañar al completo la estructura externa hasta llegar a las más profundas: encía, nervio y hueso. Se considera una enfermedad infecciosa, al estar causada, en gran parte, por una bacteria identificada.

¿Es una enfermedad infectocontagiosa?

La caries es una enfermedad que aparece cuando las bacterias proliferan en la boca. Muchas personas se preguntan si se puede contagiar. Es una pregunta algo compleja, pero, en pocas palabras, puede transmitirse y contagiarse, siempre que se dé un “ambiente” en la boca que provoque el brote.

Cada persona tiene una microflora, un tipo y una cantidad de bacterias, viviendo en su boca. Una persona puede transmitir unas determinadas bacterias a partir de los besos, utensilios, chupetes o cubiertos. De por sí, no se contagia la enfermedad, sino que se transmite la bacteria responsable de causar la caries, en caso de padecerla. Es el llamado Streptococcus mutans el responsable de transmitir esta patología cariogénica. Por ejemplo, en muchos casos, es transmitida de padres a bebés a través de los besos.

No obstante, no siempre que se transmita la bacteria una persona va a tener caries. Intervienen otros factores para que la enfermedad brote. De por sí, existen barreras en la boca que destruirán las bacterias, como las enzimas salivales.

Uno de los factores que pueden ayudar a que prolifere la bacteria productora de caries es la mala higiene bucal. Una persona que no se cepilla adecuadamente o no utiliza la seda dental puede aumentar la proliferación de sus bacterias, al crear un ambiente adecuado para que actúen y se desarrollen. También se habla de una cierta herencia genética que puede aumentar la predisposición.

La caries es una enfermedad muy prevalente en la población adulta e infantil. Es imprescindible conocer más de ella y llevar a cabo las recomendaciones sanitarias para evitarla a tiempo.

 

¿Qué es el diseño digital de la sonrisa?

El diseño digital de la sonrisa es un procedimiento totalmente avanzado e informatizado que permite evaluar y elegir con mayor precisión un tratamiento para mejorar la estética bucal. Una técnica que reconstruye de forma virtual los resultados finales que se obtendrían en la boca de cada paciente.

Para poder poner en práctica esta herramienta, se realizan fotografías intra y extraorales en el paciente o receptor. Luego, se utiliza un programa informático para hacer reconstrucciones en 3D. Con ellas se analizan las características dentales de la persona para poder establecer un tratamiento afinado y específico a sus necesidades. También se analizan los movimientos de los labios con vídeos, para poder establecer cómo la sonrisa se relaciona y se muestra durante el habla.

Beneficios digital smile design

Esta herramienta digital permite planificar el tratamiento del paciente, haciéndole partícipe del mismo. Se convertirá en un co-diseñador de su sonrisa, además de poder transmitir nuevas ideas y preferencias al equipo profesional. De este modo, mejora la toma de decisiones en cuanto a la elección del tratamiento. Así el paciente se siente más cómodo y seguro a la hora de iniciar el proceso, sabiendo que ha tenido la oportunidad de ver y confirmar los cambios estéticos propuestos.

Es un tratamiento que permite abordar directamente el problema, que mejora la planificación y que ofrece una mayor garantía de resultados de satisfacción. Permite establecer un diagnóstico totalmente preciso con un plan de tratamiento completo, parametrizado por un software que elimina cualquier punto de subjetividad.

Como cada plan es individualizado, se puede utilizar para poder predecir y orientar precisamente el resultado de otros tratamientos de mayor complejidad y que requieren de más habilidades, como puede ser la ortodoncia, las carillas dentales, el blanqueamiento dental o la colocación de implantes. Los resultados mostrados con el programa son totalmente naturales, además de que permiten acortar tiempos de tratamiento y reducir numerosas molestias.

¿Cómo detectar las encías inflamadas en los bebés?

En el momento en que un diente está a punto de nacer, las encías se tornan más inflamadas y enrojecidas en el bebé. La sensibilidad aumenta y el tejido se vuelve mucho más sensible.

Para detectar las encías inflamadas en bebés tan sólo hay que observar cómo el pequeño tiende a llevarse más cosas a la boca, especialmente duras, ya que eso puede aliviar la molestia. Hasta que salga toda la dentición, alrededor del decimoquinto mes, puede llegar a aparecer fiebre, mucho dolor y excesiva secreción salival.

Cabe destacar que el dolor de tipo pulsátil se acusa más en las noches, cuando el bebé está más cansado, expresándolo con un llanto muy intenso.

Cuidar las encías de los bebés cuando le salen los dientes

Para empezar, se le puede realizar un masaje en la zona dolorida con el dedo índice. Un poco de agua fría o un poco de hielo aplicado durante unos segundos, puede ser eficaz para disminuir la inflamación.

Cuando hay excesiva salivación puede producirse heridas y ulceras. Es importante limpiarles y colocar un paño limpio y liso debajo de la cabeza del bebé para que se absorba la saliva cuando duerma.

Cuidar las encías de bebés cuando salen los dientes también implica el uso de cremas, pomadas y geles para proteger sus encías. Especialmente, son muy eficaces a la hora de prevenir posibles infecciones.

Pomadas y cremas para el cuidado de sus encías

Existen una serie de pomadas y cremas para el cuidado de las encías de los bebés. Por ejemplo, se puede realizar el masaje con un dedo del gel para poder aliviar más la zona irritada. Se pueden obtener a través de una farmacia. Es importante consultar con un especialista la marca y la cantidad. Cabe destacar que hay geles adecuados para ellos con cantidades muy pequeñas de componentes antiinflamatorios y analgésicos para que puedan calmar su dolor

Invisalign: La ortodoncia invisible entre los famosos

Hoy, ya es posible conocer uno de los tratamientos y técnicas más avanzadas para poder recolocar las piezas dentarias. Se habla de Invisalign: ortodoncia invisible entre famosos. 

Este tratamiento permite alinear los dientes con unos alineadores transparentes, fabricados y calibrados para cada persona con un programa informático. También, el programa permite predecir los resultados a obtener, es decir, sabrás cómo te quedarás antes de empezar el tratamiento. 

Así, es un tratamiento de corrección hecho a medida que, además, puede extraerse y volver a colocarse con total facilidad, antes de comer y de cepillarse los dientes. 

Casos más notables de famosos que usan Invisalign

También conocido como “ortodoncia invisible”, es un tratamiento totalmente discreto para poder lucir una dentadura sana y estéticamente adecuada. 

Los casos famosos que usan Invisalign son el de la princesa Kate Middleton o la actriz Katherine Heigl. La actriz española Penélope Cruz y la princesa Letizia también decidieron optar por este tratamiento. El jugador de fútbol David Beckham y Justin Bieber, el cantante canadiense, tampoco dudaron a la hora de mejorar su estética dental con Invisalign, al ser un tratamiento más cómodo que el convencional, ya que no hay brackets ni alambres que puedan llegar a ulcerar las paredes de la cavidad bucal o provocar irritaciones. 

Amaia Salamanca, actriz de televisión, se sometió recientemente a la mejora de su estética bucal. Al ser un sistema más cómodo que el convencional, ha podido recolocar sus piezas dentarias con el mínimo de presión y dolor.  

Muchos de ellos eligieron este tratamiento al producir menos molestias y conseguir muy buenos resultados progresivamente, permite revisiones más espaciadas en el tiempo y sesiones de corta duración con el dentista. 

 Hoy en día, Invisalign está al alcance de cualquiera, ya que al haberse popularizado tanto y llevar más de 20 años en el mercado, su coste es mucho más asequible que antes y además se dan muchas facilidades de pago para que todo el mundo pueda mejorar su sonrisa gracias a esta técnica. 

Consejos para perderle el miedo al dentista

Aunque parezca algo mítico, el miedo al ir al dentista es algo más común de lo que parece. Muchas personas no realizan su revisión bucodental con frecuencia debido a que tienen miedo al dentista. 

Hay muchos factores que influyen en este miedo psicológico al dentista. En la mayoría de casos pueden ser por traumas del pasado, especialmente en niños. Esto también puede ser provocado a consecuencia del dolor, como por ejemplo los pinchazos de la anestesia, la actividad que realizan los dentistas manteniendo la boca abierta e introduciendo en ella muchas herramientas. 

El problema principal es asunto de los pacientes, que siguiendo algunos consejos podrán intentar superar ese miedo, pues al fin y al cabo los profesionales odontólogos su preocupación principal es la salud de los pacientes. 

Te indicamos como superar el miedo al dentista 

Hay una serie de consejos que te sugerimos para que pierdas tu miedo a ir al dentista y confíes en que este profesional busca lo mejor para tu salud. 

Buscar un odontólogo y clínica de confianza hace que resulte más cómodo para el paciente la situación a la que se tiene que enfrentar. Otra idea es prepararse mentalmente, no pensarlo como algo malo y simplemente evitar frustraciones por el simple hecho de acudir al dentista. 

Podemos contar con que algún amigo o familiar cercano nos acompañe, ya que esto refuerza la decisión y ayuda a la distracción cuando hay que esperar. 

Se aconseja que la clínica y el propio odontólogo sean conscientes de ese miedo, pues principalmente son los profesionales que trabajan allí los que ayudaran a tranquilizar al paciente y tratarán de ganarse su confianza.

 Si aún así, crees que por ahora no puedes controlar esa ansiedad o ese miedo, siempre nos quedará la sedación consciente, que sería la administración vía intravenosa de un sedante por parte de un medico anestesista, gracias a esa sedación el paciente pierde totalmente la noción del tiempo y el paciente se relaja mucho con lo que podemos realizar tratamientos largos o muchos tratamientos en una sola sesión sin que el paciente prácticamente se entere

¿La Periodontitis se puede contagiar?

La  periodontitis ,también llamada comúnmente piorrea- es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación e infección de los tejidos que actúan de soporte de los dientes: hueso y encia.

La periodontitis se produce cuando ha existido previamente una gingivitis, que es la inflamación e infección de las encías. Si la gingivitis se deja avanzar y no se trata correctamente, se convierte en una periodontitis.

Tanto la gingivitis como la posterior periodontitis , se producen por la acumulación de placa y sarro alrededor de los dientes.

Sin embargo, mientras que la gingivitis corresponde a la fase inicial de la enfermedad –que se puede solucionar simplemente con una mayor higiene – la periodontitis es una etapa mucho más grave.

La piorrea hace que los dientes se aflojen y, posteriormente, se caigan o haya que extraerlos. Por tanto, sus daños son irreversibles.

Según la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), las enfermedades periodontales son tan comunes entre la población que se calcula que 8 de cada 10 personas mayores de 35 años padecen alguna de sus versiones: gingivitis o periodontitis.

¿La periodontitis se contagia?

Como enfermedad infecciosa que es, la periodontitis sí puede contagiarse de una persona a otra. Sin embargo, este contagio no es fácil que se produzca.

Para ello, es necesario que se den una serie de factores y que el contacto entre la persona afectada y la persona sana sea constante y prolongado en el tiempo.

Es decir, la piorrea se puede contagiar a través de la saliva en parejas estables –después de múltiples contactos- siempre y cuando la persona sana sea susceptible de padecer la enfermedad.

En este punto, influirán circunstancias como el estado de su sistema inmunológico, la cantidad de placa que tenga acumulada, los hábitos de higiene que lleve a cabo o el consumo de tabaco.

Implantes Dentales con Planificación Digital

En Clinica La Victoria, contamos con un CBCT ( Tac Dental), que nos permite realizar radiografías 3D del hueso de nuestros pacientes, lo que nos facilita enormemente el diagnóstico y el plan de tratamiento más apropiado para nuestros pacientes.

Gracias a este TAC y a un software especializado, podemos planificar digitalmente los implantes que queremos colocar a nuestros pacientes, es decir, los colocamos virtualmente en el hueso del paciente.

Esta planificación individualizada, nos permite valorar de forma real la situación antes de empezar el tratamiento, pudiendo prever como solventar cualquier dificultad que se pueda plantear cómo la falta de tejido óseo ( hueso)para la colocación de los implantes y la posición y tamaños más adecuados.

Todo esto nos permite  tanto mejorar nuestros resultados en implantología , cómo realizar cirugías mínimamente invasivas , lo que las hace más seguras y mejoran el postoperatorio de nuestros pacientes, que es uno de los pilares fundamentales de nuestra filosofía de trabajo.